lunes, 20 de noviembre de 2017

Dios desea formar en nosotros su carácter.
Introducción: Conocer a Jesucristo el Señor es el más grande tesoro que una persona pueda alcanzar. Este es el primer paso del maravilloso camino de la fe, y nuestro Padre celestial da inició entonces a un proceso de formación y crecimiento en cada uno de sus hijos. Procura que su carácter sea formado en nosotros, y utiliza diversos medios, instrumentos, personas y situaciones en las que somos enseñados por él de manera especial y única…       




Sermón: Dios desea formar en nosotros su carácter.

El pueblo de Israel caminó por el desierto, y fue un tiempo en el que Dios deseaba formar su carácter en ellos, equiparlos para el futuro y para que su fe en él fuera sólida y fuerte.   

Dios procuró prepararlos para la batalla, pues en la tierra prometida enfrentarían gigantes, aunque inicialmente el Señor no los enfrentó al enemigo. Éxodo 13:17-18 “Dios no los llevó por el camino de la tierra de los filisteos, que estaba cerca; porque dijo Dios: Para que no se arrepienta el pueblo cuando vea la guerra, y se vuelva a Egipto. Más hizo Dios que el pueblo rodease por el camino del desierto del Mar Rojo. Y subieron los hijos de Israel armados”

Nos dice en primera instancia que el Señor no los llevó por tierra filistea para que no se desimanaran al ver la guerra, pero luego permitiría que ellos tuvieran batalla precisamente para crecer como soldados del ejército de Dios.  

Para que Israel no se devolviera a Egipto al ver la guerra, se hace el viaje por el camino del desierto del Mar Rojo. El texto nos dice además que “los hijos de Israel subieron armados”; entonces no basta con saber que Dios nos ha dado las armas espirituales, es necesario aprender a usarlas debidamente.

No usar las armas espirituales permite el cautiverio. Recordemos que la Biblia dice: “Mi pueblo es llevado cautivo por cuanto le faltó conocimiento”.

Es necesario como soldados del ejército de Dios prepararnos para la guerra, Éxodo 17:8-9 “Entonces vino Amalec y peleó contra Israel en Refidim. Y dijo Moisés a Josué: Escógenos varones, y sal a pelear contra Amalec; mañana yo estaré sobre la cumbre del collado, y la vara de Dios en mi mano”.

En esta ocasión ellos no huyen, sino que enfrentan al enemigo y mediante hombres escogidos y preparados, y con la oración de Moisés alcanzan la victoria y así continúan su camino hacia la tierra prometida.      

Como soldados de Dios debemos evitar la murmuración y la incredulidad, Números 14:2-3, 28-29.

En los primeros versículos de Números 14, podemos ver la incredulidad del pueblo de Israel, además cuestionan a Dios mismo, y expresan su deseo de mejor morir en el desierto. La fe es requerida para alcanzar los desafíos en Dios, sin ella no es posible alcanzar lo humanamente imposible.

Su incredulidad les impedía ver las futuras victorias en Dios, no podían ver la conquista de la tierra prometida y esto los llevó a morir en el desierto. Los versículos 28 y 29 nos dejan ver que ellos cosecharon lo que hablaron, al final recibieron lo que desearon: la muerte en el desierto.      

Es fundamental entonces creer en el poder de Dios, y confiar en la soberanía divina. Jesús nos enseña en el Nuevo Testamento: “De la abundancia del corazón habla la boca”.  

Josué y Caleb hablaron con fe ellos dijeron: “Subamos, y tomemos posesión de la tierra; porque más podremos nosotros que ellos… nosotros los comeremos como pan, su amparo se ha apartado de ellos, y con nosotros está Jehová” Números 13:30 y 14:9. La fe nos lleva a hablar con confianza en el cuidado y poder de Dios a nuestro favor.

Conclusión: Algunas veces Dios permite que enfrentemos situaciones difíciles, y grandes obstáculos, pero todo esto tiene objetivos divinos, pues el deseo de Dios es que seamos formados en su carácter y de acuerdo a su propósito. Él nunca nos desamparará, siempre estará con nosotros y eso es lo más importante.           (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria).  




Te invitamos a leer el sermón: "CUIDEMOS LO QUE DIOS NOS DA" 


     

sábado, 18 de noviembre de 2017

Dios nos llama de muchas maneras
Introducción: Algunas veces el corazón humano es tan fuerte y soberbio que sólo ciertas situaciones pueden hacerlo reaccionar para acercarse a Dios. Por ejemplo Jonás no quería ir a Nínive a predicar, y fue en el vientre de un gran pez donde oró al Señor para que lo sacara de allí para ir a Nínive. Entonces Dios quiere guiar nuestra vida y llevarnos al destino de su bendición…          




Sermón: Dios nos llama de muchas maneras


Cuidado con la soberbia y la autosuficiencia, 2 Crónicas 33:10.  

“Y habló Jehová a Manasés y a su pueblo, más ellos no escucharon”.

Lamentablemente el rey Manasés se había vuelto idolatra, y había llevado a todo Judá a la idolatría. Casi toda la nación adoraba a los baales, y se practicaba en abundancia el ocultismo, la brujería, la hechicería, etc. Él no había seguido el ejemplo de su padre el rey Ezequías, hombre temeroso de Dios y por esa razón fue bendecido en gran manera. 

Manasés decidió emprender su propio camino sin Dios, él pensó que podía desarrollar un mejor reino sin el consejo del Señor. Sin duda, esto fue un gran error, pues separados de Dios nada efectivo podemos hacer.

Por eso “Si no es Dios quien edifica la casa, en vano trabajan los que la edifican; si Dios no guardare la ciudad, en vano vela la guardia” Salmo 127:1. Definitivamente necesitamos a Dios.

Nos dice la Biblia que “Dios habló a Manasés y a su pueblo, más ellos no escucharon”. El Señor nos habla de muchas maneras, en éste caso según el 2 Reyes 21:10, Dios envió a sus siervos los profetas, pero el rey Manasés y Judá no escucharon.

La palabra escuchar aquí indica atender, prestar atención. En primera instancia el diccionario hebreo Strong dice: “Levantar las orejas”. Con frecuencia usamos frases como: “yo ya sé” “no me diga más” “no moleste más con sus consejos”, etc. Dios nos habla una y otra vez, precisamente por amor, él no quiere que cosechemos el dolor al andar por el camino del mal.   

Lamentablemente los resultados de no escuchar el consejo de Dios son tristes, precisamente por eso el Señor nos habla para que no vivamos el dolor del sendero del orgullo y de la soberbia. Son éstos los que hacen sordo al pueblo del Señor, en contraste la humildad de corazón escucha la voz de Dios.

Conclusión: Dios ama a cada uno de sus hijos. Él se ocupa de hablarle a su corazón y lo hace de muchas maneras, desea llevarlo por el mejor camino. Es necesario renunciar a nuestro orgullo, atender el consejo de Dios y esperar en él, siempre Jesús nos da lo mejor.          (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria). 




Te invitamos a leer el sermón: "CÓMO ENFRENTAR LAS DIFICULTADES" 

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Con Dios la victoria es nuestra.
 Introducción: La Biblia nos dice que la palabra de Dios es una semilla que genera vida, salud, fortaleza, bendición, etc. El reino de las tinieblas también tiene sus semillas, mediante éstas busca hacer germinar y multiplicar la maldad, la muerte, la rebelión, el odio, la ruina, y la desobediencia en el corazón humano. Sin embargo Dios nos ha dado su Espíritu Santo y su palabra para tener vida y vida en abundancia, no permitamos que el diablo se lleve lo que el Señor ha destinado para nosotros…     





Sermón: Con Dios la victoria es nuestra. 


1) Dios respaldaba con su bendición y poder a David y a su ejército, 1 Crónicas 20:1.

“Aconteció a la vuelta del año, en el tiempo que suelen los reyes salir a la guerra, que Joab sacó las fuerzas del ejército, y destruyó la tierra de los hijos de Amón, y vino y sitió a Rabá. Más David estaba en Jerusalén; y Joab batió a Rabá, y la destruyó”.

Comentario: El reino de David tuvo que enfrentar diversos enemigos y a otros gigantes, además de Goliat. La Biblia nos enseña en el primer libro de Crónicas capítulos 18 al 20 que el rey David estaba en un tiempo de crecimiento y expansión. El respaldo y bendición de Dios con él eran impresionantes.  

El rey David estaba haciendo la voluntad del Señor, todas las cosas marchaban muy bien, el ejército de David avanzaba y ningún enemigo podía resistirse, pues siempre Dios será más grande.    

2) Dios recompensa a sus soldados, 1 Crónicas 20:2.

“Y tomó David la corona encima de la cabeza del rey de Rabá, y la halló de peso de un talento de oro, y había en ella piedras preciosas; y fue puesta sobre la cabeza de David. Además de esto sacó de la ciudad muy grande botín”.

Comentario: La Biblia nos enseña de comienzo a fin que el Señor bendice a aquellos que pelean sus batallas. Por ejemplo, nos dice la Biblia en 1 Corintios 15:58 “Hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano”.

Éste versículo de Crónicas nos deja ver una corona de oro de un talento (el cual indica un peso de 34 kilogramos), y tenía también piedras preciosas. Además tomaron muy grande botín. Vemos pues que el Señor recompensa a sus soldados, así que, persevera, fortalécete en Dios y continua, el Señor viene con recompensa. Nunca será en vano tu servicio a Dios.




(Nota especial: Te invitamos a adquirir nuestro libro: “Cómo vencer mis propias debilidades”. Es posible cambiar tu vida y alcanzar tus metas. Este libro es una herramienta de apoyo y crecimiento personal que busca renovar la esperanza y la fe en Dios. Puedes adquirirlo aquí en: CÓMO VENCER MIS PROPIAS DEBILIDADES ).
   

  3) No podemos ignorar las maquinaciones del enemigo, 1 Crónicas 20:4.

“Después de esto aconteció que se levantó guerra en Gezer contra los filisteos; y Sibecai husatita mató a Sipai de los descendientes de los gigantes; y fueron humillados”.

Comentario: Aunque el reino de David venía en expansión, un gigante filisteo se levanta contra Israel pero Dios estuvo con su pueblo y usó a Sibecai para derribar al gigante Sipai, y fueron los gigantes humilladlos. Asunto que nos recuerda que Dios siempre será más grande.

No podemos ignorar las maquinaciones del enemigo, pues todo estaba marchando bien y aquel gigante se levantó, por eso debemos caminar con discernimiento y sabiduría, y en el poder de nuestro Dios. A pesar de éste obstáculo el ejército de David siguió avanzando pues Dios estaba con ellos, y eso es lo más importante.  

Conclusión: Como soldados del ejército de Dios debemos ser conscientes del poder y autoridad que le Señor nos ha dado, así como no debemos ser indiferentes a las trampas del enemigo. Dios por su Espíritu Santo nos revela y equipa para derrotar a todo gigante que quiera venir contra nuestra vida o familia.          (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria).   




Te invitamos a leer el sermón: "DIOS NOS GUARDA EN MEDIO DE LA CRISIS"

  

viernes, 10 de noviembre de 2017

La fe en Dios debe crecer
Introducción: Varios siervos de Dios en la Biblia enfrentaron crisis de fe, por ejemplo Elías cuando quería morir, Juan Bautista cuando envió a preguntar si Jesús era el Mesías, entre otros, sin embargo el Señor no desampara a sus hijos. Él siempre está a nuestro lado para animarnos y darnos nuevas fuerzas para vencer y superar los obstáculos y trampas del enemigo. Nuestra fe en el Señor debe fortalecerse y madurar, pues es así como conquistamos las cosas nuevas que Dios nos ha preparado…      





Sermón: La fe en Dios debe crecer.


Vamos a considerar la evolución de la fe de Tomás, discípulo de Jesús, Juan 20:19-21, 24-25

“Cuando llegó la noche… estando las puertas cerradas… vino Jesús, y puesto en medio, les dijo: Paz a vosotros. Y dicho esto les mostró las manos y el costado. Y los discípulos se regocijaron viendo al Señor… Pero Tomás… llamado el Dídimo, no estaba con ellos cuando vino Jesús… él dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré”.                
  
Con frecuencia muchos empezamos siendo “simpatizantes” de la palabra de Dios, oidores solamente, quizá nos gusta escuchar las charlas o reflexiones, pero nada más. El objetivo de Dios es que vamos al otro nivel, es decir nacer de nuevo por la semilla de la palabra, y es cuando nos convertimos en hijos de Dios, nuestro anhelo es conocer más al Señor y todo lo que tiene para nosotros.

Entonces venimos a ser seguidores y discípulos de Jesús. El Señor comienza a trabajar en cada uno de nosotros, y como los doce somos llamados a crecer en la fe. Con frecuencia el Maestro los motivaba a crecer y fortalecer su fe en el poder y cuidado de Dios, por ejemplo cuando estaban en medio de la tormenta en el mar de Galilea.

Sin embargo vemos a Tomás incrédulo ante la resurrección de Jesús, y por eso dijo “Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en sus costado, no creeré”. El Señor ya les había dicho varias veces que resucitaría, sin embargo a Tomás le costaba trabajo creer. 

Nos dice Juan 20:26-29 que el Señor nuevamente los visitó y básicamente le dice a Tomás “Toca y mira mis señales en mis manos y en mi costado… y no seas incrédulo sino creyente”. Tomás no sólo reconoce al Señor, sino que recibe una gran enseñanza en su vida, enseñanza que transformó su fe en Jesucristo el Señor.

Recordemos que el Señor Jesús ante la muerte de Lázaro le dijo a Marta: “No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios” y en efecto el Señor resucitó a Lázaro. Cuando Abraham y Sara (por su avanzada edad y por la esterilidad de ella) no creían que podían tener un hijo Dios les dijo en Génesis 18:14 “Hay alguna cosas difícil para Dios” y nació Isaac. Cuando el ángel le dice a María que tendrá un hijo sin conocer varón, y ella dijo “¿Cómo será esto?” el ángel le dijo en Lucas 1:37 “Nada hay imposible para Dios”. 

(Nota especial: Gracias a Dios, acabamos de publicar nuestro nuevo libro: EL ESPÍRITU SANTO, compuesto por veintisiete capítulos en los que a través de la Biblia conocemos mucho más la obra, las nueve manifestaciones del fruto, la naturaleza y poder del Espíritu Santo. Confiamos en que éste material será de bendición para tu vida y edificación para todos aquellos que te rodean. Esperamos en una o dos semanas hacer la promoción gratuita, Sí deseas adquirirlo ahora puedes hacerlo aquí en: EL ESPÍRITU SANTO ). 
     
Tomás llegó a ser un gran apóstol de Jesucristo.

La historia de la iglesia y la tradición le atribuyen a Tomás la evangelización de Oriente (Asia), predicó en Persia, Etiopia y en la India donde fundó varias iglesias. Muere en la India atravesado por una lanza ante la ira de los sacerdotes de allí. 

Entonces Tomás superó su inconstante y frágil fe, se convirtió en un hombre fuerte y sólido en su fe en el Cristo resucitado, tanto creció en la fe que dio su vida por la fe y por la predicación en el Nombre del Señor. Su fe dio grandes frutos al evangelizar varios países y dejar fundadas varias iglesias.      

Conclusión: Jesús fue paciente en la formación de Tomás, nunca lo rechazó por su incredulidad o inconstante fe, jamás lo trató con palabras groseras, y nunca lo ofendió, el Señor con un constante amor le enseñó, y Tomás aprendió a creer en Dios, su fe creció de tal manera que su obra marcó la historia de la iglesia.       (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria).



Te invitamos a leer el sermón: "DIOS QUIERE ACTUAR A TU FAVOR" 

miércoles, 8 de noviembre de 2017

El Espíritu Santo como amigo
Introducción: Para edificar una amistad sólida sin duda se requiere un conocimiento mutuo sincero, buen tiempo, respeto y por supuesto un dialogo continuo. La Biblia nos dice que el patriarca Abraham es conocido como amigo de Dios. En la actualidad en el cristiano mora el Espíritu Santo de Dios, y él desea ser nuestro mejor amigo.

Él es uno que nos enseña, aconseja, él nos anima y procura acercarnos cada día más a la voluntad perfecta de nuestro Dios. El Espíritu Santo es aquel que nos puede ayudar a ser más como Jesucristo, él es nuestro bendito Consolador…     



 Sermón: El Espíritu Santo como amigo.


Nos dice el Señor Jesús en Juan 14:16 “Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre”. En primera instancia veamos la definición de la palabra “Consolador” según el Nuevo Testamento. Consolador, es un término traducido de la palabra griega “parakletos” que literalmente quiere decir: llamado al lado de uno, intercesor, abogado, consejero, auxiliador y ayudador.

a) En el Antiguo Testamento hallamos la palabra consolador en relación directa con la obra protectora del Señor hacia su pueblo Israel. Es en el Nuevo Testamento en donde el Espíritu Santo se da a conocer como el Consolador.

El Señor Jesús dice: “el Padre os dará otro Consolador”, (la palabra “otro” se traduce del término griego “allos” que traduce: otro de la misma clase). Entonces así como el Señor Jesús fue quien estuvo con los discípulos, y les enseñó, los defendió y dirigió, ahora declara que ellos tendrían otro Consolador.

Vemos pues así que el Espíritu Santo desea hacer con cada uno de nosotros, lo que el Señor Jesús hizo con los doce discípulos, es decir dirigir, enseñar, acompañar, corregir y equipar, animar, entre otros, a sus discípulos hoy.

b) “Parakletos” era una palabra usada en las cortes de justicia griegas de aquella época para denotar a un asistente legal, al defensor o abogado de una persona acusada; por eso generalmente, el que aboga por la causa de otro o le defiende, se le llama intercesor.

En ciertas ocasiones cuando el individuo no tenía con que pagar su abogado, tenía que buscar a una persona en su comunidad con cierta influencia, poder y respaldo financiero para que le defendiera en el juicio (por eso nos dice el versículo de aquel Abogado: “para que esté con vosotros para siempre”).

c) Debemos tener en cuenta que el Señor Jesús utilizó ésta palabra (“Consolador”) para hacer referencia al Espíritu Santo, cuando estaba a solas con sus discípulos la última noche, no estaban presentes las multitudes que seguían al Maestro. Esto sucede en la cena del aposento alto.

Este acontecimiento es narrado en el evangelio de Juan del capítulo trece al diecisiete, y nos revela lo sucedido durante la cena del Maestro con sus discípulos. La cena es para los judíos un momento especial y de intimidad familiar. La Biblia nos enseña que sólo estaban Jesús y los once, según Juan 13:26-30, Judas ya se había ido.

Concluimos entonces que la revelación del Espíritu Santo como el Consolador es dada a los once, porque la Biblia nos enseña que: “cosa que ojo no vio, ni oído oyó, son las que Dios ha preparado para los que le aman”. Por eso el Consolador es revelado en un momento de intimidad con el Señor Jesús. La intimidad con Dios, esto es la oración personal siempre traerá cosas nuevas y poderosas del Señor.   

d) El Señor Jesús se está despidiendo de sus discípulos, y les expresa: “no os dejaré huérfanos”, Juan 14:18. La palabra “huérfanos” se traduce del término griego “orfanós” que además significa: sin padres, desamparado, persona sin amigos. Pero el Señor Jesús les dice que no se quedarán solos, ni desamparados, vendrá el otro Consolador, el Espíritu Santo de Dios para instruirlos, capacitarlos, acompañarlos y ungirlos en la nueva misión.

Conclusión: El amor del Señor es tan poderoso que vino él mismo a darnos salvación, y luego viene a hacer morada en nosotros a través del Espíritu Santo. El Consolador desea darse a conocer y desarrollar una gran amistad con cada uno de nosotros. El Espíritu Santo desea ser tu amigo.                         (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria).




Te invitamos a leer el sermón: "DIOS ES MÁS GRANDE QUE TU PROBLEMA"

.

lunes, 6 de noviembre de 2017

David y Goliat
Introducción: Es muy importante tener en cuenta que cuando Israel inicia la conquista de la tierra prometida una de las cosas que desanimó al pueblo hebreo es que los diez espías hablaron de los gigantes que habitaban allí, y que decían ellos, eran tan grandes y poderosos que no podrían vencerlos. Eso llevó el pueblo a murmurar y a andar por el desierto cuarenta años.
En el Nuevo Testamento nos dice la Escritura que “Mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo” entonces por Jesucristo quien ahora vive en nosotros, podemos vencer y conquistar lo que Dios nos ha preparado…      



Sermón: David venció a Goliat.

1) David tenía plena certeza (fe) en el poder del Dios viviente, 1 Samuel 17:26

“Entonces habló David a los que estaban junto a él, diciendo: ¿Qué harán a aquel hombre que venciere a este filisteo, y quitare el oprobio de Israel? Porque ¿quién es este filisteo incircunciso, para que provoque a los escuadrones del Dios viviente?”.

Comentario: Debemos tener en cuenta que aquella fe de David estaba soportada en una vida personal de adoración, él era por excelencia un adorador. Su espíritu se enardecía al ver cómo aquel gigante filisteo provocaba al pueblo de Dios, y su deseo era quitar el oprobio (vergüenza, insulto) de Israel.

También es muy interesante ver que empezando desde el rey Saúl hasta el último soldado hebreo todos tenían miedo, sin embargo David declarar lo que en realidad son, él los ve como “los escuadrones del Dios viviente”.       

2) ¿Quién era Goliat?

Comentario 1: Gigante filisteo, con una altura aproximada de tres metros. Soldado principal de su ejército. Su nombre “Goliat”, y la raíz de ésta palabra, nos permite ver varios significados: El que toma cautivos y los despoja. Destierro (a quienes lleva cautivos). Rebelión (no se sujeta a Dios y promueve la desobediencia).

Entonces cuando no puede con sus ataques sacar al hijo de Dios de la cobertura divina, promueve la rebelión del cristiano para luego hacerlo un cautivo suyo y quitarle todo lo que tiene (despojarlo), y además hacer su vida estéril en todos los aspectos.

Comentario 2: Era un filisteo. Los filisteos eran una nación guerrera, por eso con frecuencia hubo guerra entre filisteos e Israel. Los filisteos eran idólatras, sus principales dioses eran Dagón, Astoret y Baal-zebub; siendo Dagón el más importante para ellos. El mismo Goliat era adorador de aquellos dioses: 1 Samuel 17:42-43

“Y cuando el filisteo miró y vio a David, le tuvo en poco; porque era muchacho, y rubio, y de hermoso parecer. Y dijo el filisteo a David: ¿Soy yo perro, para que vengas a mí con palos? Y maldijo a David por sus dioses”. Es interesante ver que de nada le sirvieron aquellos dioses, pues Goliat fue derrotado, esto se debe a que hay un solo Dios verdadero y Todopoderoso.



(Nota especial: Te invitamos a adquirir nuestro libro: “Alimento para el espíritu”. 30 devocionales cristianos que enriquecerán y fortalecerán tu vida. Es una herramienta también para compartir a otros la palabra de Dios. Puedes adquirirlo aquí enALIMENTO PARA EL ESPÍRITU ).


 3) La fe de David fue superior al poder de Goliat, 1 Samuel 17:45, 50

“Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada, lanza y jabalina: más yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado… David venció al filisteo con honda y piedra; e hirió al filisteo y lo mató, sin tener David espada en su mano”.

Comentario: David declara su fe en el poder de Dios, él está seguro que aquel gigante caería ante el poderoso nombre de Jehová de los ejércitos. Aquella fe lo impulsó a correr a la línea de batalla, y lanzó una piedra con el respaldo de Dios logrando una gran victoria. Quizá el problema sea grande pero el poder de Dios siempre será mayor. Sin espada en su mano David venció, entonces no se trata de nuestras capacidades sino del poder del Señor.   

Conclusión: Goliat cayó cuán grande era, el Señor respaldó a David. En esta batalla podemos ver la importancia y poder de la fe en Dios, aprendemos que no importa el tamaño del problema, o la altura del obstáculo, lo más importante es confiar en el cuidado de Dios. Él nunca te desamparará.       (Escrito por pastor Gonzalo Sanabria).





      

TE INVITAMOS A LEER:

sermons and devotions

Otras entradas

Seguidores

SUSCRÍBETE GRATIS Y RECIBE NUESTRAS ACTUALIZACIONES:

Escribe tu direccion de correo electronico:

ADQUIERE AHORA NUESTRO NUEVO LIBRO:

DIOS RESTAURA EL CORAZÓN HERIDO... Clic en la imagen para leerlo:

Adquiere nuestro nuevo libro, click en la imagen:

Te invitamos a leer éste interesante artículo:

ENTRADAS POPULARES

Siguenos en Google +

Google+ Followers

Enlázame: copiá el código

ESTUDIOS Y SERMONES